Que es, como funciona y como evitar el Virus de Facebook..!!!


Un virus capaz de compartirse por sí solo ha puesto de cabeza y media a los usuarios de Facebook en los últimos días. El malicioso programa, disfrazado de un video pornográfico ha saturado los muros y colocado en una situación comprometedora a más de uno.

Para comenzar es preciso señalar que este tipo de virus rondan las redes sociales desde hace ya varios años atrás. Sin embargo, por alguna circunstancia especial suelen ‘viralizarse’ cada cierto tiempo.

Estos programas, conocidos como troyanos, tienen como finalidad robar información. Para lograr su cometido, se instalan en nuestros computadores y desde allí, aparte de compartirse de forma involuntaria, recoge información para que un hacker, de forma remota, pueda acceder a ella.

¿CÓMO FUNCIONA EL VIRUS DE FACEBOOK?
El accionar del virus es el siguiente: al entrar uno a su muro en Facebook encuentra que uno de sus contactos compartió un ‘video’ pornográfico. Por distintos motivos uno hace click y automáticamente es redireccionado a una web donde aparece el aviso de que Flash Player está desactualizado.

Antes de continuar es preciso indicar que ni bien haces click al ‘video’, este se ‘republíca’ de forma general y automática en tu cuenta, esta vez, etiquetando a más de 10 de tus contactos. De esta forma, este software malicioso se comparte y propaga cada vez más.

Pero todo no acaba allí, la nueva página (la que abrimos al hacer click) presenta una supuesta dirección para ‘actualizar’ Flash Player. Si uno entra ahí termina de descargar el virus completamente, generando daños aún mayores.

Según escribe Matías Porolli, analista de malware de ESET Antivirus, en la web welivescurity.com, “este malware no solo infecta el equipo con troyanos para el robo de información, sino que además instala una extensión en el navegador para publicar en Facebook de forma automática y seguir propagando el contenido”.

¿COMO EVITARLO?
La prevención es la mejor forma de evitar este software malicioso. Expertos recomiendan hacer uso del sentido común al momento de navegar por la web y sobretodo en redes sociales.

Facebook tiene una reglamentación muy estricta para compartir contenido y esto conlleva la prohibición de difundir contenido sexual, es por ello que muy pocas veces (o solo por muy poco tiempo, hasta que sus filtros entren en acción) veremos enlaces o imágenes de ese corte.

Si un amigo tuyo comparte o te etiqueta en algo de este tipo, lo más probable es que se trate de un virus. De todas formas ante de hacer click, solo te tomará dos o tres minutos preguntarle si el fue el autor de tal acción.

Otra de las acciones fáciles de realizar es asegurarse de que un hipervínculo nos lleva a una dirección confiable. Para ello, solo basta colocar la flecha del mouse sobre un link sin hacer click, ante esto, en la parte posterior aparecerá la URL de destino. En este caso, los virus o páginas maliciosas suelen tener direcciones sospechosas.

Por último, una de las acciones más recomendadas es tener el antivirus actualizado. Estos programas,ante un eventual ingreso de algún virus o troyano, eliminan el contenido o lo colocan en cuarentena.


19 clases de personas que nadie soporta en los grupos de WhatsApp


Una gran parte de usuarios en las redes sociales ha migrado a WhatsApp por la forma tan simple, fácil y privada que ofrece esta aplicación para mantener contacto con colegas, amigos, familiares y conocidos. Y como en el ICQ, pasando por el MSN Messenger y el Facebook, es imposible que no surjan los usuarios que, honestamente, nadie soporta. A continuación te presentamos algunos de estos seres extraños que contaminan WhatsApp.

1 – El usuario fantasma: no se pierde ni una sola conversación, pero nunca se comunica. 

2 – Los “tortolos” enamorados: solo saben hablar de cursilerías sobre el amor, aunque les preguntes otra cosa. 

3 – El “Yo Opino” profesional: persona que comparte su opinión política en cualquier grupo. De verdad, en CUALQUIER grupo. 

4 – Personas felices en exceso: Te mandan un “buenos días” todos los días. Te mandan un “buenas noches” todas las noches. El caso es molestar constantemente. 

5 – Personas estresadas: aquellas que pasan mucho tiempo sin pelear en el grupo, pero cuando llega el momento aprovechan cualquier confusión para explorar. 

6 – El insistente: toma un tema del momento y se pasa una semana entera hablando de ello hasta que surge otra cosa de la que hablará la próxima semana… entera. 

7 – El asesino de Gigabytes: ese que manda video todo el día, a toda hora, sobre todo, sin que nadie lo solicite. Si llegas a bajar el 10% de los videos que te manda, el plan de datos se va al carajo. 

8 – El hotmailero: ese que comparte cadenas y todavía cree que son verdad. 

9 – El adicto a los memes: te hace odiar cado uno de los memes que existen, incluso aquellos que solías amar. 

10 – Los oradores: aquella persona a la que haces una pregunta sencilla y te responde con un audio de tiempo infinito. 

11 – Terminador Profesional de Temas (TPT): Sí, ese que entra tarde a una conversación y en lugar de leer todo para tratar de entender de qué se trata o simplemente no opinar, intenta participar y acaba poniendo fin al tema. 

12 – El enigmático semi-analfabeto: en lugar de hablar o escribir se comunica a través de emojis, haciendo que tú, en lugar de leer, tengas que descifrar. 

13 – El borracho de oficina: ese que manda mensajes en la madrugada al grupo del trabajo. 

14 – Los del vestido: esos que todavía se viven preguntando si el vestido era azul y negó o blanco y dorado. 

15 – Y

16 – Los

17 – Que

18 – Escriben

19 – Así 

Afortunadamente siempre podemos poner una distancia de 100 años entre estas personas y nosotros.


Facebook te conoce mejor que tu Mamá..!!!


Expertos de Cambridge y Stanford desarrollaron un programa de computadora que analizó los “Me Gusta” de 85 mil usuarios de Facebook. La idea era verificar si la actividad en la red social era compatible con la personalidad de cada individuo en el “mundo real”.

Como punto de partida y base de comparación, los participantes en el estudio realizaron una encuesta conocida como MyPersonality, que monitorea los gestos y perfil de cada individuo (midiendo cuatro rasgos básicos: apertura, conciencia, extraversión, amabilidad y neuroticismo). Al mismo tiempo, amigos y familiares respondieron la misma encuesta – pero acerca de los voluntarios. Después, el resultado de las pruebas de las personas cercanas se comparó con los datos obtenidos por el programa.

La conclusión del estudio es como mínimo inquietante: Facebook, básicamente, nos conoce mejor que nuestros amigos y familiares. Analizando apenas 70 “Me Gusta”, el software logró un resultado más parecido al test hecho por los propios participantes sobre si mismos de lo que lo hizo el análisis de sus amigos. Y con 150 “Me Gusta”, fue capaz de superar hasta a los padres y las madres que respondieron a la encuesta sobre sus hijos.


Por qué se sigue compartiendo la advertencia falsa?


Desde principios de año ha vuelto a resurgir en Facebook un tipo especial de actualizaciones de estado: son declaraciones con lenguaje legal con las que los usuarios creen estar protegiendo sus derechos de privacidad y el copyright de las fotos que cuelgan en la red social.

Estos mensajes en cadena son un engaño y no sirven para nada. ¿Pero por qué siguen regresando?

Son un resurgimiento de otra oleada de mensajes en cadena que circuló de forma masiva en el 2012, tanto en inglés y en español como en otros idiomas.

Los mensajes, con ciertas variaciones, dicen que son una respuesta a un cambio reciente introducido por Facebook que implica que la red social puede divulgar o hacer uso comercial de los contenidos de los perfiles de los usuarios, e invita a los contactos a copiar y pegar el mensaje en sus muros para proteger legalmente sus derechos. Si no lo hacen no están "cubiertos".

¿Cuántos de nosotros leemos los términos y condiciones de uso antes de hacer clic?
Algunos de los mensajes citan cláusulas específicas y mencionan el estatuto de Roma y la convención de Berna, que protege la propiedad intelectual.

Estos textos supuestamente legales fueron un engaño en el 2012 y seguramente lo seguirán siendo en el futuro, ya que es probable que sigan dando vueltas por la red sin importar cuantas veces se desacredite su valor.

Facebook no es dueño del copyright de las fotos de los usuarios, pero sí tiene derecho a distribuirlas, que es su razón de ser como red social.

Inútil

El portavoz de Facebook, Andrew Noyes, dijo que bajo los términos y condiciones de uso iniciales, firmadas cuando un usuario abre una cuenta en la red social, la compañía tiene el derecho de compartir y distribuir tu contenido.

Pero si quieres tú puedes matizar cuánto en los ajustes de privacidad de tu cuenta.

"Cuando subes algo a Facebook, como fotos, nosotros no somos los dueños de ese material", dijo.

"No debes hacerle caso a estos carteles, no hacen absolutamente nada", dice Marie Brewis, editora de PC Advisor.

"No importa lo que pongas en tu perfil, tú ya has firmado los términos y condiciones de uso de Facebook y si Facebook fuera a cambiar sus términos y condiciones avisaría a la gente", añadió. Pero la gente sigue compartiéndolo.

El ansia de compartir

"Esa es una de las características de las redes sociales: la gente ve que sus amigos hablan sobre algo y creen que debe ser verdad", dice Brewis.

"Y todo el mundo quiere ser la persona que sabe y que comparte algo antes que los demás", comentó.

Pero la editora admitió que hay mucho desconocimiento sobre las verdaderas condiciones de uso de la red, y quizás por eso muchos usuarios copian y pegan los mensajes, "por si acaso".

"Estos términos y condiciones de uso pueden ser bastante difíciles de entender. La mayoría de la gente ni siquiera los lee inicialmente cuando se registra, así que quizá hay algo ahí. Simplemente marcamos la cajita que dice "OK"".

Pero no se puede cancelar retroactivamente el permiso que ya le diste a Facebook cuando te registraste.

La única manera de prevenir que la compañía comparta y distribuya tu contenido es desactivar completamente tu cuenta.

"Es una de las cosas de las redes sociales: si ves que un amigo publica algo tú tiendes a creerlo. Así que las historias se hacen virales y nadie las puede detener".

"Y por eso seguiremos viendo estos falsos mensajes durante años", comentó Maria Michales, del Centro de Investigación sobre Redes Sociales de la universidad londinense de Westminster.


La historia de Liz Marks y Facebook


No hay mejor campaña de tráfico como una historia real para concienciar a la gente sobre el uso del móvil mientras se conduce. Esta es la dramática historia de Liz, una joven de 20 años a la que el móvil y facebook le cambió la vida.

...

...

Entradas Populares

...

Blogs Interesantes

Estadisticas